fbpx

FORMANDO NIÑOS CON TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN

La tolerancia a la frustración es una habilidad fundamental para que los niños aprendan a que no todo es posible. El objetivo de enseñar a manejarla durante el desarrollo infantil es que al llegar una persona a la fase adulta sepa desenvolverse y afrontar una situación de fracaso, decepción personal, perdida inesperada, entre otras. (Nicuesa, 2015)

 

La frustración es la emoción que sentimos cuando no podemos lograr u obtener lo que deseamos. Esta emoción trae de la mano otras como: el enfado, tristeza, ansiedad o rabia. Es importante que desde pequeños aprendamos su correcto manejo para vivir de manera más satisfactoria. (Osorio Quintana, 2012)

 

En la actualidad he observado que algunos padres buscan evitar que los hijos la pasen mal y procuran no negarles las cosas. Es así que pueden llegar a comprarles todos los juguetes que pidan, o cumplir con cualquiera de sus demandas.

 

Sin embargo, emociones tan complejas como ésta tienen que ser aprendidas desde pequeños, saber aceptar un no como respuesta es fundamental para nuestra vida en sociedad. Los padres juegan un papel fundamental porque poco a poco irán acompañando a sus hijos en diferentes situaciones que provoquen frustración en diferentes etapas de su vida.

 

Es así que un niño que en preescolar aprende a respetar turnos, de adolescente contará con más herramientas que le permitan adecuarse a los límites del hogar.

 

Cuando los padres siempre hacen lo que el niño quiere y ceden ante berrinches, es probable que se esté formando una persona intolerante, que en el futuro le costará mucho trabajo esforzarse por obtener algo. (Osorio Quintana, 2012)

 

El ejemplo que dan los padres en casa es fundamental, pues es muy probable que los hijos imiten la manera en la que actúan sus padres ante alguna situación que provoque frustración. (Gabaldón, 2000)

Homework-Meltdown

Las claves que yo considero indispensables para enseñar tolerancia a la frustración son:

  1. Algunas veces no se obtiene lo que se quiere.
  2. Es necesario esforzarse para alcanzar metas.

 

Dentro de la dinámica familiar es importante permitir que el niño aprenda de sus errores, algunos consejos para lograr esto son:

  • No sobreproteger. Permitir al niño equivocarse para que pueda aprender de sus propios errores.
  • Reglas y límites claros. No ceder ante berrinches cuando exista una regla.
  • Fracasos como oportunidad de aprendizaje. Enseñar al niño que cuando se pierde se pueden buscar nuevas alternativas para lograr la meta.
  • Esfuerzo y constancia. Algunas cosas requieren de mayor perseverancia para lograr lo que se desea.

(Esteban, 2000)

 

Si identificas que tu hijo tiene baja tolerancia a la frustración es importante valorar los siguientes puntos para después trabajar en las estrategias que ayudarán a que sea un niño feliz y tolerante.

  • Nivel de energía. Para afrontar situaciones de reto es importante no estar cansados.
  • Actividades escolares y extraescolares. Es necesario un balance entre tiempo de ocio y actividades para buenas respuestas emocionales.
  • Características personales. Es importante determinar el nivel de autoexigencia que tiene el niño para consigo mismo.
  • Identificar emociones. Saber ponerle nombre a lo que se siente es la base para el manejo emocional.
  • Nivel de exigencia. Es necesario valorar las capacidades del niño antes de enfrentarlo a diferentes retos.

(Julio, 2004)

 

Actualmente existen diferentes herramientas que he utilizado como apoyo para el aprendizaje del manejo de esta emoción. Algunas son:

  • Cuentos para niños con temas de tolerancia a la frustración e inteligencia emocional.
  • Técnicas de relajación como el control de la respiración, meditación, frasco de la calma, etc.
  • Interpretar una situación frustrante y buscar varias alternativas de solución.
  • Reforzar de manera positiva cuando el niño utilice una estrategia adecuada.

 

 

Como conclusión la tolerancia a la frustración es una habilidad que se va moldeando día con día en situaciones cotidianas y con el ejemplo. Si se identifica que el niño requiere de un refuerzo en este tema, después de valorar su contexto, busquemos las técnicas adecuadas para servir de guía y apoyo en el aprendizaje de esta emoción tan compleja. Nosotros como adultos formadores tenemos la responsabilidad de brindar herramientas a nuestros pequeños para que estén preparados para afrontar cualquier reto que la vida les presente.

 

Mara Mendoza.

Dpto. Psicología.

 

Bibliografía

Esteban, E. (2000). Guia infantil. Recuperado el 02 de Mayo de 2017, de Guia infantil: https://www.guiainfantil.com/blog/educacion/aprendizaje/como-podemos-ayudar-a-los-ninos-a-que-superen-la-frustracion/

Gabaldón, P. (2000). Guia infantil. Recuperado el 02 de Mayo de 2017, de Guia infantil: https://www.guiainfantil.com/blog/797/los-ninos-imitan-a-los-mayores-en-lo-bueno-y-en-lo-malo.html

Julio, K. (2004). Psicología infantil. Recuperado el 02 de Mayo de 2017, de Psicología infantil: http://www.psicologiainfantil.cl/toleranciafrustracion.html

Nicuesa, M. (2015). Importancia una guía de ayuda. Recuperado el 02 de Mayo de 2017, de Importancia una guía de ayuda: www.importancia.org/tolerancia-frustracion.php

Osorio Quintana, L. (2012). Fundación CADAH. Recuperado el 02 de Mayo de 2017, de Fundación CADAH: https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/como-trabajar-la-baja-tolerancia-a-la-frustracion-en-ninos-con-tdah.html

Nuestro colegio

Con más de 35 años de experiencia somos un Colegio Multicultural con reconocimiento de valores por la UNESCO.





Noticias

2018/09/16

Contacto